Volver al trabajo tras la baja maternal

12 Sep Volver al trabajo tras la baja maternal. Cómo afrontarlo.

Hace unos días hablaba con una amiga que, en unas semanas, tenía que volver al trabajo tras la baja maternal y estaba completamente agobiada. Por una parte se sentía culpable por tener que dejar a su hijo en la guardería, además no sabía cómo iba a poder compaginar las dos facetas ni cómo iba a sacar tiempo para todo.

Ahora mismo su única preocupación era su bebé, al que le dedicaba las veinticuatro horas del día y reconocía que no tenía tiempo para nada, se dormía por los rincones y para ella las horas pasaban más deprisa de lo que nunca se imaginó.

Todas estas sensaciones son normales, sobre todo si eres madre primeriza, y es la primera vez que vives esta experiencia. A vosotras como a mi amiga os digo: no os preocupéis todo es más fácil de lo que parece a primera vista. Eso sí es importante que tengáis en cuenta:

Tu tiempo y tu vida no va a ser como la de antes.

No significa que sea peor, sino que vas a desarrollar un nuevo papel que es el de madre, además de tener tu parcela profesional y como mujer. Resistirse a esta realidad sólo va a aumentar tu angustia.

No te adelantes a lo que puede pasar.

Muchas veces nos angustiamos por cómo resolveremos el día que nuestro hijo se ponga malito, tengamos que llevarle al médico, o pedir llegar más tarde al trabajo. No pienses ni actúes hasta que no ocurra.

Sé condescendiente contigo misma.

Estás viviendo una nueva etapa a la que te vas a tener que acostumbrar. No te lances mensajes negativos del tipo: no llego a todo, soy una mala madre porque no estoy tanto tiempo como el que me gustaría con mi hijo, mi vida es un desastre, en casa todo es un desorden… Porque lo único que vas a conseguir es dañarte.

Pide ayuda.

No podrás llegar a todo. Así que pide ayuda externa para aquellas tareas a las que no llegas o que crees que te quitan tiempo para lo verdaderamente importante.

Habla con tu pareja.

Habéis decidido ser padres los dos. Así que tenéis que organizar vuestra nueva situación entre los dos. Llevando tú sola la carga sólo va a conseguir enfadarte y alejarte de tu pareja.

Recuerda que sigues siendo mujer.

Guárdate un pequeño tiempo para ti, para lo que realmente necesites: descansar, desarrollar tus hobbies, quedar con amigas, darte pequeños caprichos….

Aprende a organizarte bien el tiempo y a planificar las cosas.

Así conseguirás que en tu día a día la palabra “estrés” no dirija tu vida.

Continúa organizando momentos especiales con tu pareja.

Momentos en los que podáis hablar, disfrutar y conocer aspectos diferentes, y salgáis de la rutina diaria que rodea a vuestro bebé.

Y sobre todo y lo más importante: No pretendas ser una SUPERWOMAN que llega a todo.

Piensa que estás viviendo una nueva etapa en la que todo irá fluyendo poco a poco.

Si has vivido una experiencia como ésta, has tenido que volver al trabajo tras la baja maternal y tienes algún consejo que añadir seguro que otras mamás estarán deseando leerte. ¿Qué te ayudó a ti en tu incorporación al trabajo?

 

Sin comentarios

Escribir un comentario

Pin It on Pinterest

Shares