celos del hermano pequeño

26 Feb Cómo tratar los celos entre hermanos. El príncipe destronado.

Seguro que muchos de vosotros os encontráis ante la llegada de un nuevo hijo y os preocupa que el hermano/a mayor tenga celos. Los celos son naturales y existen desde que el hombre es hombre, pero debes de saber cómo gestionar los celos entre hermanos, para que el hermano mayor se acostumbre a la llegada del nuevo miembro de la familia .

Tienes que reconocer que hasta ahora tu primer hijo era el rey de la casa, el centro de atención, al que le dedicabas todo tu tiempo. Y a partir de ahora se puede sentir destronado.

Todos los que hemos tenido hermanos pequeños hemos tenido celos en algún momento porque  es inevitable. Pero los papás podemos ayudar a nuestro hijo mayor si seguimos una serie de trucos:

Hacerle partícipe desde el primer momento

Él debe sentirse importante y saber que contáis con él. Explicarle lo que está pasando y enseñarle las primeras ecografías de su hermanito,  dejarle que os toque la tripita, hablarle de la nueva llegada hará que poco a poco vaya entendiendo lo que está ocurriendo.

Él también fue bebé

Así que podéis mostrarle todos los recuerdos que tengáis de vuestro hijo mayor desde que estaba en la tripa y de los primeros meses para que vea que este proceso también ocurrió con él.

Darle su nuevo lugar

A partir de ahora va a ser el hermano mayor y podemos hacerle ver lo importante que va a ser a partir de este momento.

Permitirle colaborar en la preparación de la llegada

Tanto a la hora de organizar el cuarto del bebé, como al comprar y organizar la ropita. El ser mayor también puede “molar” porque puedes hacer cosas que el bebé no puede.

Hay que dejarle sus tiempos

En el momento que nazca el hermanito hay que dejarle sus tiempos. No obligarle a que lo bese, o que esté con él en la habitación del hospital. Poco a poco debe acostumbrarse a la nueva situación. Posiblemente al principio lo mire de reojo y no le haga mucho caso. No os preocupéis.

Dejarle espacios y momentos con su hermano

Es bueno que tenga sus propios espacios y momentos para estar con él. Podéis pedirle que vigile al hermanito o que os avise si llora mientras vosotros hacéis otras cosas. Pero siempre vigilando en la distancia sin que se dé cuenta por lo que pueda pasar.

No reñirle si en un momento dado le quiere tocar

Hay que explicarle que es pequeño como fue él y que hay que cuidarle porque se le puede hacer daño. Pero si le gritamos o le reñimos puede que se sienta mal y que él interprete que queréis más al bebé.   

Dedicarle tiempo en exclusiva a él

Un bebé requiere mucha dedicación. Posiblemente durante horas, mientras está en el cole o en la guardería, vosotros estéis con el pequeño. Así que cuando llegue del cole es bueno que él sienta que también hay momentos de exclusividad con él.

Buscar hábitos en el que se sienta importante

Por ejemplo, os puede ayudar a preparar el baño, o el pijama, o que todas las noches sea él quien le dé el último beso y apague la luz de la habitación.

Acepta los momentos de celos entre hermanos. No te obsesiones ni lo gestiones de manera artificial. Y por supuesto no le bombardees con la llegada del nuevo hermano. Todo en su justa medida y de forma natural. Y recuerda cómo te sentías tú cuando llegó tu hermano o hermana pequeña. Esto te puede ayudar a entender cómo se siente él y poderle ayudar mejor.

Sin comentarios

Escribir un comentario

Pin It on Pinterest

Shares