descuerdo sobre tener hijos

06 Feb Mi pareja no quiere tener hijos y yo sí. ¿Qué puedo hacer?

La vida de una pareja tiene muchos momentos clave. A medida que pasa el tiempo y se avanza en la relación y en los sentimientos se necesita compartir más momentos, un mayor compromiso y en muchos casos ampliar la familia.

Pero aquí pueden aparecer los problemas ya que una de las partes siente que no quiere tener hijos. Y es que en muchas ocasiones las dos partes no piensan de la misma manera o llevan tiempos diferentes.

El reloj biológico no siempre coincide o puede ocurrir que en uno de los casos sea inexistente. Con lo que planificar tener hijos o no se puede convertir en un motivo de roce, discusión e incluso ruptura.

Las parejas se mantienen en el tiempo porque cada uno de los miembros da y recibe según las necesidades de cada uno de ellos. Podemos dar y recibir: compañía, amor, comprensión, seguridad, cariño, compromiso, libertad…

No se trata de dar y recibir el mismo número de cosas, sino de la calidad de las mismas. Pero no mandamos sobre los sentimientos y necesidades del otro, ni siquiera podemos hacer que sientan, piensen y sean como queremos.

Mi pareja no quiere tener hijos. Pasos que te ayudarán

Así que llegado el caso en el que tú desees convertirte en padre o madre  y tu pareja tenga claro que no quiere tener hijos no, es importante que:

Habla contigo mismo

Antes de exponer a la otra persona lo que deseas mira realmente lo que necesitas, qué supondría para ti tenerlos o prescindir de ellos. ¿Para qué iniciaste esta relación y qué lugar quieres ocupar en la misma?

Establece los valores de la pareja

¿Qué os mueve? Ser fiel a los valores de cada uno a la vez que los que mueven a la pareja es fundamental. Posiblemente se hayan establecido valores de pareja que no son coherentes con los de uno mismo. Examínalos.

Sé consciente de la suma importancia de este paso

No podemos hacerlo por complacer a los demás ni imponer nuestras necesidades. Hablar con asertividad de los sentimientos y necesidades hará que seamos honestos con la otra persona. Esto implicará por la otra parte, no dar falsas esperanzas de algo que sabemos que no queremos que ocurra.

Haz balance

Una relación está formada por muchos elementos. Examina cuánto es de importante para ti la otra persona, la relación y tu deseo de ampliar la familia. Eso te ayudará a tomar la decisión correcta.

No juzgues ni etiquetes a la otra persona

Cada uno tenemos nuestro propio fin en esta vida, nuestras prioridades y deseos. Esto no significa que seamos mejores o peores.

Sigue adelante 

Sea cual sea la decisión que hayas tomado no mires para atrás. Echar en cara continuamente lo que ocurrió sólo hará que os distanciéis más.

 

Sin comentarios

Escribir un comentario

Pin It on Pinterest

Shares