timida, timidez, timido, tímida, tímido

26 Mar No me gusta llevar la etiqueta de tímida. ¿Cómo puedo superarlo?

Sin duda lo que más puede molestar a una persona tímida, precisamente, es ser tímida. Serlo y que todas las personas cercanas le digan continuamente que lo es.

Si es lo que te ocurre a ti, seguro que en más de una ocasión esto ha supuesto una gran barrera a la hora de relacionarte con los demás. Las personas tímidas desean un contacto social pero a la vez tienen miedo a ser rechazados o juzgados por los demás, con lo que le provoca ansiedad y frustración.

Lo importante es aceptarnos tal y como somos, pero si en tu caso ser tímida se convierte en un auténtico lastre y quieres cambiar esta forma de ser, te propongo que:

1.Pienses desde cuando eres tímida

Reflexiona si hay algún hecho en concreto que hizo aflorar tu timidez. Piensa si llevas esa etiqueta entre tu familia y grupo de amigos desde la infancia. Si es así actuarás siempre de la misma forma. Con lo que piensa en qué te gustaría convertir esa etiqueta. Imagínate cómo serías si no fueras tímida y empieza a trabajar aquello en lo que más flaqueas.

2.La timidez va unida de la mano del miedo

Miedo a quedar en ridículo, miedo a que se rían de ti, miedo a no gustar. Pero esos miedos no significan que sean reales. Empieza a trabajar tu autoestima y tu seguridad para poder acabar con ellos.

3. Recapacita y piensa si con todo el mundo te comportas de la misma manera

En definitiva,  piensa si eres tímida siempre o sólo cuando te encuentras con personas que no conoces. Puedes transformar esta timidez en prudencia. Seguro que cambiar este concepto te ayuda a ver tu problema desde otro punto de vista y hace que lo superes más fácilmente.

4. Haz un recuento de las ocasiones en la que venciste tu timidez

Si en algún momento no tuviste otra opción y te obligó a disimularla y evitar esa imagen de timidez, podrás volver a hacerlo.

5. Trabaja tu postura corporal

Si te muestras físicamente segura, no echas tu cuerpo hacia delante, eres capaz de hablar con un tono de voz firme y miras a los ojos, te será más fácil no mostrarte como una persona tímida.

6.Trabaja tu seguridad y autoestima

Seguro que tienes millones de cosas que ofrecer a los demás. Si te quieres tal y como eres, y aceptas tu forma de ser, esta carga se hará más pequeña.

Recuerda que  la timidez se puede trabajar hasta el punto que puedas convivir con ella y no se te haga imposible seguir avanzando. Y como cualquier objetivo que te marcas tienes que comenzar a trabajarlo. Así que ¡manos a la obra!

Sin comentarios

Escribir un comentario

Pin It on Pinterest

Shares