Habilidades de un coach

10 Jun ¿ Qué habilidades tiene que tener un coach?

En los artículos anteriores ya os he explicado en qué consiste el coaching y las diferencias que mantiene con la psicología. Ahora bien, os podéis preguntar: ¿cualquier persona puede ser coach? ¿Qué habilidades tiene que tener una persona que se quiere dedicar a ello?

Al mundo del coaching llegamos por diferentes razones y de diferentes ámbitos profesionales. Hay quien es psicólogo y quiere formarse como coach, otros vienen del mundo de la educación, sanidad, de la empresa. Y otros muchos llegamos después de un cambio que se produce en nuestras vidas. Tras una experiencia algo ha cambiado en nosotros y comenzamos a ayudar a los demás. Actualmente hay muchas escuelas en nuestro país que realizan formación de coaching en todas tus vertientes: personal, ejecutivo, sistémico, ontológico, formación en PNL…Es importante que si te quieres dedicar al mundo de la ayuda realices un Máster del que salgas con una certificación.

Ahora bien a la pregunta de si todo el mundo puede ser coach, yo te diría que SÍ. Hay quien tiene una habilidad innata y otros necesitarán entrenar una serie de habilidades. Es importante que realices la formación correspondiente y  trabajes antes en ti un proceso de coaching. Siempre decimos en el mundo del coaching que un coach tiene que tener otro coach.

¿Cuáles son esas habilidades que tiene que trabajar todo aquel que quiera dedicarse al mundo del coaching?

Lo primero que tienes que saber es que un coach debe aceptar al otro tal y como es. No juzgará ni etiquetará. Y deberá tener la capacidad de sacar todo el potencial que tiene y que posiblemente desconozca en ese momento. Por esto precisamente es importante que desarrolle:

La Escucha

De tal manera que obtenga la máxima información de su cliente (coachee).  Y escuchar no solo es estar atento a lo que dice sino cómo lo dice. Observar su tono de voz y su cuerpo 

La Curiosidad

El fin no es “cotillear” sino observar a través de la curiosidad lo efectos que el asunto a tratar tienen en la persona que está frente a ti. 

Preguntas potentes

El coaching está basado en las preguntas, y serán aquellas que le hagan pensar. Que en él realicen un clikc que le hagan ver el asunto desde distintas perspectivas

Uso del silencio

Fundamental para hacer recapacitar al cliente. Después de una buena pregunta se mantendrá en silencio para que piense, recapacite y encuentre las soluciones.

Mirada

Mirar a los ojos es escuchar. Un coach debe entrenar esa mirada para que el coachee se sienta escuchado y acompañado. Mirarlo a los ojos de forma sincera y neutra.

Promover hacia la acción

Es la base del coaching, movernos desde donde estamos hasta donde queremos llegar. Y será el coach el que le motive para la acción.

Empatía

Es la capacidad de ponerte en el lugar del otro. Trasladarle además esa confianza que tienes en él y en sus capacidades

Reconocer todos los avances y pasos que da hacia su objetivo

Esto le reforzará positivamente. E invitar al cliente a reconocer sus propios cambios y avances para reforzarle.

Capacidad de autogestión

Porque deberá vaciarse de creencias, prejuicios y juicios para que el trabajo se desarrolle de la mejor manera. Conocer las propias limitaciones hará que el trabajo sea más eficaz.

2 Comentarios
  • Aurora
    Escrito a las 21:39h, 01 julio

    Buen artículo enhorabuena

  • Cristina Soria
    Escrito a las 23:34h, 01 julio

    Muchas gracias Aurora, Me alegro de que te haya gustado.

Escribir un comentario

Pin It on Pinterest

Shares