Cómo ayudar a tus hijos a hacer los deberes

16 Oct Cómo ayudar a tus hijos a hacer los deberes

Te voy a hacer una pregunta a ti, sí a ti, papá o mamá: ¿Cuándo terminaste tus estudios?

Quizás te sorprenda esta pregunta pero como habrás intuido tiene explicación. Yo soy madre de dos hijos y en mi entorno, amigas, conocidos, familiares… también tienen hijos. Y en muchos casos hay un denominador común: los deberes. En muchos casos hay una reacción parecida: padres tras jornada laboral que se sientan con sus hijos a hacer los deberes.

Por eso te preguntaba que cuándo habías terminado tus estudios, porque si hiciéramos una fotografía general, seguro que cuando la mirásemos pensaríamos: pobres padres que siguen estudiando. Esta vez no por voluntad propia sino acompañando a sus hijos.

Más allá del debate de si les mandan muchos o pocos deberes, hay una realidad y es que no somos nosotros los que tenemos que hacer los deberes con nuestros hijos. Son ellos los responsables de sus deberes y nuestro lugar está en otro sitio.

¿Y cuál es nuestro sitio? El de la ayuda. ¿Cómo?

Estableciendo un horario de inicio y fin de realización de los deberes en casa.

De esta manera ellos aprenderán a organizar su tiempo, ya no sólo en casa, sino también en la escuela. Porque muchas veces la gran cantidad de deberes se debe a una mala utilización del tiempo que les dan en el aula para realizar las tareas diarias. Además tienen derecho a tener todos los días su tiempo de ocio y de descanso.

Buscarles un lugar adecuado en casa.

Lo ideal es que sea siempre el mismo sitio, y a poder ser en su habitación. Que tengan una mesa bien iluminada y en la que se elimine cualquier distracción. Por lo tanto, juguetes, móviles, tablets, ordenadores (cuando no son necesarios para consultar algo referente a los deberes) deben ir fuera.

Enseñarles a ser responsables.

Tanto de su material escolar, como de sus tareas. Ellos deben saber qué asignaturas tienen al día siguiente, qué deberes tienen que hacer, cuándo tienen los controles. Para ello podemos enseñarles a elaborar un calendario donde marquen las fechas claves, que éste esté en un lugar visible y que nosotros podamos consultar si lo deseamos.

Nunca sentarnos a estudiar o a realizar trabajos con ellos.

Les ayudaremos cuando tengan dudas o cuando queramos preguntarles la tarea, pero ellos deben empezar a adquirir las herramientas y la independencia necesaria para asumir su responsabilidad.

Ayudarles a generar hábitos.

Desde empezar por las tareas más difíciles porque es cuando pueden estar más centrados a incorporar la lectura diaria, que les ayudará a una mejor comprensión cuando tengan que estudiar las materias. Generarles motivación para que no sólo se queden con la obligación de realizar los estudios sino de aprender algo más investigando.

Ayudarles cuando y exclusivamente nos lo pidan.

 

Evitar nuestras quejas.

Si ellos nos oyen quejarnos continuamente del trabajo, aprenderán a quejarse del “suyo” y evitarán su responsabilidad echando la culpa a los demás.
De esta manera conseguiremos que haya mejor clima en casa, tener unos hijos más responsables, más independientes y les enseñaremos que el error es una manera de aprender.

Seguro que si ponéis en práctica estas directrices ellos os lo agradecerán y vosotros disfrutaréis de vuestros hijos, habrá un mejor ambiente y además os podréis dedicar algo de tiempo a vosotros, que también es importante.

Diseñado por Freepik

Sin comentarios

Escribir un comentario

Pin It on Pinterest

Shares