vivir en el pasado, vives anclada en el pasado

15 Ene Vivo anclada en el pasado. ¿Qué puedo hacer?

Seguro que has oído alguna vez: “Cualquier tiempo pasado fue mejor”, y yo pienso que simplemente fue diferente. Hoy estamos donde estamos y somos lo que somos gracias al pasado que nos ha traído hasta aquí.

También habrás oído a alguna amiga decir : “Vivo anclada en el pasado”. Algo que produce tristeza, sobre todo si pensamos que entonces éramos más felices de lo que somos ahora.

Si miras atrás habrá aspectos que te gusten y otros que te gustaría modificar, pero poco podemos hacer por cambiar lo que pasó, más allá de aprender de nosotros y de las situaciones vividas.

Vivir mirando siempre al pasado no nos permite avanzar porque es como si estuviéramos en una estación esperando subir al tren pero nuestra cabeza estuviera girada mirando atrás. El tren posiblemente pase, pero yo no lo veré porque estaré mirando a otro lado.

Así que si sientes que vives anclada en el pasado, en lo que fue, en lugar de disfrutar el presente ha llegado el momento de romper esa cadena que no te permite avanzar. Por eso es importante que:

Te despidas del pasado

Reconoce que eso ocurrió y que ya no está. Por lo que tendrás que aceptar que estás en una nueva etapa. Si es necesario cierra todos los asuntos que tengas pendientes para seguir avanzando.

Despréndete de aquello que te ata.

Puede ser una casa (véndela o alquílala), puede ser una ciudad, recuerdos materiales…. De tal manera que se zanje cualquier vínculo que todavía existe.

Agradece el pasado.

Agradece lo vivido, la experiencia y lo que te ha aportado. De todo podemos dar las gracias: de lo que descubrimos, de las personas que estuvieron a nuestro lado, del hecho de dejarte ir y de comenzar una nueva vida.

Aprende de los errores cometidos.

No desde la culpabilidad que hará daño a tu seguridad y autoestima, sino desde la responsabilidad.  

Pide perdón y perdona.

Si crees que hiciste daño a alguien o te hiciste daño a ti. De la misma forma que será necesario que perdones a los que te dañaron porque el rencor no te permite comenzar nuevas etapas.

Vive el presente.

Esto te permitirá disfrutar del día a día, sin anticiparte  y sin pensar en lo que fue. Busca las ventajas que te ofrece la situación actual.

 

Estoy segura de que si sigues estos consejos podrás dejar de decir “Vivo anclada en el pasado”, habrás superado esa etapa, y tras este camino podrás buscar nuevos proyectos, retos y maneras de ser feliz.

Sin comentarios

Escribir un comentario

Pin It on Pinterest

Shares