estudiar fuera

18 Jun Tengo miedo porque mi hijo se va al extranjero en verano

Si frecuentas el aeropuerto en los meses de verano, seguro que en más de una ocasión has visto a grupos de jóvenes que se van fuera unas semanas, durante las vacaciones para mejorar un idioma. Es posible, que por primera vez hayas decidido hacer lo mismo con tu hijo y ahora seas presa del mayor de los miedos y tengas temor porque tu hijo se va al extranjero.

Estamos muy acostumbrados en nuestro paí­s de ejercer de padres gallina, súper protectores con nuestros hijos y en muchas ocasiones controladores en exceso. El decidir realizar un importante desembolso y con ello un sacrificio económico, no está orientado sólo a aprender un idioma sino a que vivan una increíble experiencia.

La manera de hacerlo y la edad en la que dar el paso depende en muchos casos no sólo de las posibilidades sino también de la personalidad de nuestros hijos. Si decides darles esta oportunidad o incluso ya está apuntado y  tu hijo se va al extranjero este verano, y te invade el pánico es importante que:

No transmitas ese miedo a tu hijo

Porque ellos que son muy sensibles e inteligentes. Si ven en ti el miedo pensarán que les mandas al peor lugar del mundo, y se negarán a hacerlo o lo harán contagiados de tus emociones

Trabaja tu miedo

Piensa si es real o no a lo que tienes miedo, y si está en tus manos controlar toda su vida. Seguramente en tu ciudad está más expuesto a situaciones que te generen más miedo, pero nunca lo has pensado.

Elige el método que más garantías te dé

Puedes elegir entre diferentes opciones. Con amigos, con agencias expertas en estos métodos, con el colegio…la que te ofrezca más garantías y seguridad será la mejor para él.

Llega a un consenso

Es verdad que muchas veces tomamos decisiones por ellos y creemos que es lo mejor que podemos hacer. Pero es importante que ellos vayan con ganas e ilusión para que puedan aprovecharlo al máximo. Obligarles puede ser contraproducente.

Hablad en casa de las ventajas que tiene este viaje 

Ellos deben reconocer la aventura y experiencia que puede suponer estar un mes fuera de casa y en otra cultura. Les ayudará a ilusionarse con el viaje.

Ponle en contacto con chicos y chicas conocidos, que hayan vivido esta experiencia antes

Porque entre ellos hablan el mismo idioma y pueden contagiarle el entusiasmo que les falta.

Hazles partícipes de toda la organización

Para que ellos no se sientan como un elemento aislado que un día lo trasladan a otro país. Sino que él también pueda decir qué opción le gusta más.

Trabaja tu confianza

Si decides hacerlo confía en la opción que tu decidas que es la mejor para este viaje. Si no eres capaz de confiar en las personas con las que mandas a tu hijo, ese mes será una verdadera tortura.

Trabaja la confianza en tu hijo 

Sabes que tiene recursos y herramientas para salir adelante y sino será el momento de desarrollarlas.

Procura desvincularte todo lo que puedas de él

Si continuamente lo estáis llamando mientas está en otro paí­s, no le permitiréis que viva la experiencia como se merece, y no se separará del todo de ti. Posiblemente él también necesita soltar el cordón umbilical.

Confiar y permitir que vivan nuevas experiencias les enriquecerá más de lo que nunca puedas pensar y si tu hijo se va al extranjero será una de ellas. Os ayudará a uniros más como familia y a fortalecer su seguridad y autoestima.

Sin comentarios

Lo siento, el formulario de comentarios no está disponible.

Pin It on Pinterest

Shares